domingo 22 de mayo de 2022

BODEGA DEL MES | Hace 1 mes

Lo primero es la finca

Muchos hablan que el vino nace en el viñedo, y es cierto. Pero este acercamiento es relativamente nuevo para la vitivinicultura argentina en general. Sin embargo, hubo excepciones, como Achával Ferrer.

Porque uno de sus creadores venía del Viejo Mundo. Enólogo en Montalcino (Italia), Roby Cipresso se enamoró de Mendoza y de esas tres fincas que estaban dominadas por viñas viejas. 

Y en pleno auge del Malbec, los vinos de Achával Ferrer apostaron por el lugar, algo muy común hoy en día. Pero esos primeros tres Malbec de Finca Altamira (La Consulta), Bella Vista (Perdriel) y El Mirador (Medrano), fueron grandes protagonistas de esos primeros grandes pasos que dio el “nuevo vino argentino de alta gama”. Porque el énfasis en ellos no estaba puesto en la fruta o en la crianza, más allá de su concepción, sino en el origen de las uvas y en esos Malbec plantados en 1910, 1921 y 1950. Esas plantas centenarias son monumentos históricos de la viticultura, de pie franco, de rendimientos extremadamente bajos, ubicadas en laderas de excelente exposición solar en las márgenes de los ríos Tunuyán y Mendoza. Emplazamientos naturales, privilegiados, conducidos para obtener el mensaje más puro y honesto que la tierra nos puede dar.

Nota 3 Marzo Achaval Ferrer

Por eso, desde sus inicios, estos vinos llevaron la discusión más allá, de vinos del Nuevo Mundo al terreno del Viejo Mundo. Y esto se debió al convencimiento y convicción del Roby Cipresso, mucho más que a su conocimiento del lugar, porque eso le llevó varios años más, peor siempre supo que de esos tres lugares haría tres grandes vinos de lugar.

Los Finca siempre estaban al tope de los rankings de los periodistas especializados internacionales, y eso les abrió las puertas de Estados Unidos; principal mercado de destino; y del mundo. Y se convirtió en un vino ícono, pero con tamaño de vino de culto. Todo eso era refrendado cosecha tras cosecha con los nuevos puntajes, pero además por la evolución de las añadas anteriores. Porque se sabe, un vino se consagra cuando trasciende el tiempo.

Fue esto lo que cautivó al Tenute del Mondo, un grupo internacional que posee viñedos y bodegas en las regiones más importantes del mundo. Como Ornellaia, Masseto, Castel Giocondo y Luce Delle Vite en el corazón de la Toscana (Italia), y Propiedad de Arínzano en Navarra (España).

Para el joven enólogo Gustavo Rearte esto es un gran desafío y a la vez una gran motivación. Por un lado, porque la vara interna es muy alta, pero a la vez, él sabe que, si Achaval Ferrer forma parte de ese selecto grupo de bodegas productores de vinos admirados y respetados en todo el mundo, es porque sus vinos están a la altura de las circunstancias.

Nota 3 Marzo Achaval Ferrer

Hoy, más allá del lanzamiento de Singular, una colección de varietales que surge de pequeños tesoros ocultos entre los emblemáticos viñedos de la bodega; Syrah en Finca Bella Vista (el viñedo más antiguo de la bodega que data del año 1910); Merlot y Carmenere en Finca Diamante (Tupungato), la finca más nueva, Gustavo sigue profundizando en el conocimiento de sus terroirs. Convencido que la diferencia la va a poder hacer allí y no en la bodega, y siempre respetando el entorno natural de cada lugar.

Y la cuestión no es si la bodega cambió el estilo de sus vinos, sino entender cómo evolucionó. Porque si bien el nombre de los hacedores cambió, la filosofía es la misma; buscar que cada finca imprima su carácter distintivo en los vinos, con el Malbec como gran abanderado.

El sello inconfundible de la casa sigue siendo saber combinar lo mejor del Viejo y del Nuevo Mundo en sus vinos. Del primero tomando el terroir, la elegancia, la tradición, el balance y equilibrio, mientras que del segundo la fruta, la frescura, la expresión y la opulencia. Todos concebidos desde el viñedo, como mucho trabajo de finca y mínima intervención en bodega. Gustavo sabe que la naturaleza es sabia, y que le va dando señales todo el tiempo. Y su rol consiste en saber interpretarlas para tomar decisiones, respetando sus tiempos. De esta forma está logrando resultados sorprendentes.

Nota 3 Marzo Achaval Ferrer

Ser parte de la Comunidad DELIRIO es tener los mejores vinos, contenido relevante y profesional, junto a eventos únicos; para hacer de cada degustación un momento inolvidable. Además te lo llevamos a la puerta de tu casa en todo el país.

¡Queremos que seas parte de DELIRIO!, Suscribite ahora! o contáctate con DELIRIO para cualquier consulta sobre productos.

Además ingresando en www.cajadelirio.com.ar podes encontrar nuestra tienda online y adquirir los vinos que reciben nuestros suscriptores mes a mes.

at Fabricio Portelli

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios